Se cerró con acuerdo la cumbre del cambio climático de Marrakech

Los ministros de Medio Ambiente reunidos en la conferencia sobre cambio climático de Marrakech, en Marruecos, alcanzaron un acuerdo para lograr la aplicación del tratado de Kioto.

Los delegados lograron el objetivo tras trabajar toda la noche del viernes para cumplir con el plazo impuesto por el presidente de la conferencia, Mohamed El Yazghi.

 

"Es un acuerdo sobre todo y para todos", dijo el ministro de Medio Ambiente de Francia, Yves Cochet.

 

El Protocolo de Kioto pide a 40 países industrializados limitar o reducir las emisiones de gases, especialmente dióxido de carbono proveniente de fábricas y autos, considerados por algunos científicos como la causa del calentamiento del planeta.

 

El acuerdo prevé una reducción de las emisiones de seis gases causantes del efecto invernadero del 5,2 por ciento para los países industrializados en el periodo 2008-2012 con respecto a los niveles de 1990.

 

Uno de los principales puntos de fricción fue el tema de los áreas verdes que absorben cantidades de CO2 que cada país podría descontar de su cuota obligatoria.

 

Como Estados Unidos (el mayor emisor de gases que provocan el efecto invernadero) rechazó categóricamente ratificar Kioto, era crucial conseguir el apoyo de Australia, Canadá, Japón y Rusia. Está alianza táctica, conocida como el Grupo Paraguas, se mostró en desacuerdo en algunos puntos clave.

 

En este sentido, Rusia ya había recibido importantes concesiones en la ronda previa de conversaciones celebrada en Bonn, el paso mes de julio.

 

Rusia argumentó que sus extensos bosques absorbían hasta 17 millones de toneladas métricas de CO2 al año y que, por lo tanto, no necesitaba reducir esa cantidad en su uso de carbón y petróleo.

 

Los detalles exactos del trato final no están claros, pero parece ser que Rusia podrá vender sus créditos por exceso de energía y que Japón podrá comprarlos.

 

La Unión Europea sostiene que ratificará Kioto en el 2002, pero su apoyo no será suficiente para que se pueda aplicar el tratado.

 

Para que esto suceda, hace falta que, por lo menos 55 países, responsables del 55% de las emisiones de 1990, ratifiquen el Protocolo.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar